Posts etiquetados ‘nevermind’

Fue un disco fundamental que marcó una época. Ya que mañana se cumplen 20 años de la edición de la gran obra de Nirvana, preguntamos a los artistas patrios qué hacían ellos cuando lo escucharon por primera vez. Por Lino Portela

Los músicos españoles cuentan cómo descubrieron 'Nevermind'

‘Nevermind’ cumple 20 años.

Unos estaban en el instituto y alucinaron, otros no le prestaron la atención suficiente en un primer momento, pero todos coinciden en que hubo un antes y un después de Nirvana. El 24 de septiembre de 1991 se puso a la venta su segundo discoNevermindMañana se cumplen 20 años. ¿Qué estaban haciendo los músicos españoles cuando escucharon por primera vez temas como Smells like teen spirit?  

Marc Ros, de Sidonie: “No me llenó del todo al principio”.
“Estaba en la Barcelona pre olímpica cuando escuché a un grupo que se llama Nirvana y que hacía un rock a lo Neil Young increíble. Alucinaba con el hecho de que Smells like teen spirit fuera número 1 en las radios comerciales. Pero yo en aquella época estaba escuchando a The Black Crowes y lo de Nirvana no me llenó del todo al principio. Me impresionó el fenómeno, pero no su música. Les pillé el punto después, con In Utero. Ahí me ganaron. Es un disco más cercano a mi personalidad y lo he escuchado muchas veces. El Nevermind ni lo compré”.

Andrés Calamaro: “El precio por cambiar la historia fue demasiado alto para Kurt Cobain”.
“Vi el vídeo de Smells like teen spirit por televisión y me pareció excepcional. Sé que existen grabaciones anteriores a Nevermind, pero nunca había escuchado un disco entero de Nirvana. El talento contrastado de Kurt Cobain está impreso en cada nota que grabaron, el sonido era perfectamente retro pero resultaba refrescante y oscuro. Volvió a escucharse rock distorsionado incluso en las discotecas y la dinámica es un detalle de producción incendiario. Cuesta recordar cómo era la música antes. Posiblemente revolucionaron los noventa. Tenían el respaldo de un talento genuino, la producción adecuada, a David Geffen [magnate de la industria musical] y buenos vídeos cuando importaban. Guns N’ Roses y Nirvana pusieron en el mapa el oeste de Estados Unidos, como no ocurría desde The Doors y Beach Boys. Como Delicious Vinyl, Snoop Dogg, Apple y Starbucks. Pero el precio por cambiar la historia fue demasiado alto para Kurt Cobain”. Este es el vídeo de Smells like teen spirit:

Álvaro Urquijo: “Empecé a prestarle más atención a Nirvana tras la muerte de Kurt Cobain”.
“A mí Nirvana me gustó mucho, pero no lo pillé en su momento. Lo que más me gustaba era la voz de Kurt Cobain y que tenían un sonido muy peculiar. Pero no lo flipé tanto cuando salió Nevermind. Empecé a prestarle más atención tras la muerte de Kurt Cobain. Nunca compré el disco, aunque sí he descargado alguna canción en iTunes. Sin ser fan de Nirvana, valoro lo que este grupo significa: fue uno de los últimos revulsivos del rock”.  

Iván Ferreiro: “La primera vez que escuché Nevermind, bailamos como cabrones”.
“La primera vez que escuché algo de Nevermind estaba en un bar de Santiago de Compostela y bailamos como cabrones. En aquella época yo estaba más abierto musicalmente, y no tan viejo como ahora. Lo que hizo Nirvana con ese disco es algo que estaba en el ambiente: mezclar el rock más bestia con las armonías más pop. Jamás me lo compré. Me lo regalaron. Al mismo tiempo estaban Radiohead, Los Rodríguez, Kiko Veneno, con Échate un cantecito, y Los Planetas. El disco fue importante en los noventa, pero no fue único, sino parte de un montón de cosas que molaban”.

Carlos Escobedo, de Sôber: “Gracias a Nirvana, Sôber empezó a tocar”.
“Recuerdo que estaba en un bar en Alcorcón (Madrid), el Distrito 18, cuando escuché por primera vez a Nirvana. Pusieron el disco Nevermind y alucinamos. Investigando después me gustó más su primer disco, Bleach, pero Nevermind es redondo. De esos discos a los que no le sobra nada. Y tienen esa rabia del momento mezclada con unas melodías difíciles de olvidar. Gracias a ellos, Sôber empezó a tocar. Y en el local de ensayo versionábamos el Smells like teen spirit”.

Santi Balmes, de Love of Lesbian: “Pensé: ‘¿Qué coño es esto?”
“Recuerdo cuando escuché por primera vez Smells like teen spirit. Estaba en un bar con la pandilla de amigos, me levanté y me fui directo a la televisión. Me quedé hipnotizado. ‘¿Qué coño es esto?’, pensé. No me había pasado desde el Sweet child O’ mine, de Guns N’ Roses”.

Nacho Canut, de Fangoria: “Kurt Cobain era un poco Amy Winehouse, pero en los años 90”.
“El primer disco que escuché de Nirvana fue Bleach. Un amigo muy moderno me lo recomendó y me lo compré. Me dejó un poco frío. Lo primero que vi de Nevermind fue el vídeo de Smells like teen spirit y me encantó. Lo vi en la MTV. Las animadoras tatuadas me impactaron. Kurt Cobain era una persona muy especial, sobre todo en las cosas que decía y hacía. Era un poco Amy Winehouse, pero en los años 90. Es evidente que revolucionó la música de esa década. Sobre todo en cuanto a actitud ante el mundo, la industria, los medios. Y suicidarse es un acto tan extremo y difícil de superar…”.

Carlos Tarque, de MCLAN: “Tiene buenas canciones y mucha verdad”.
“Escuché el single de Nevermind [Smells like teen spirit] de madrugada en la radio, cuando todavía ponían algo de rock o por lo menos novedades. Y me llamó mucho la atención su sonido. Yo nunca he sido muy nirvanero ni muy grunge, porque venía más del rock clásico y del blues, pero escuchéNevermind hasta la saciedad y es un discazo. Tiene buenas canciones y mucha verdad”.

José Chino, de Supersubmarina: “Nevermind destilaba la rabia y la mala leche de la época”.
“Lo escuché por primera vez cuando estaba en el instituto gracias a los repetidores con los que me juntaba. Entonces no tenía mucha experiencia musical y para mí fue un punto de inflexión: pasar de escuchar la música que ponían en la radio a investigar y conocer otros grupos, como Green Day, Stone Temple Pilots y Pearl Jam. Nevermind, sin entender lo que decían las letras, destilaba la rabia, la mala leche, la emoción y el descontento de la época. Es cierto que ese disco cambió no sólo la música, sino la forma de vestir y de ser de mucha gente. Yo entonces todavía llevaba el chándal del instituto, pero sí recuerdo cómo mis hermanas mayores ibas vestidas a lo grunge”.

Javi Vielba, de Arizona Baby: “Grabé la cinta original de Nevermind y me la aprendí de memoria”.
“Yo tenía 13 años y estaba en un colegio de curas en Valladolid. Escuché Smells like teen spirit en Los 40 Principales. Ya estaba pendiente de grupos como Guns N’ Roses, y Nirvana me atrapó. Días después un compañero de clase apareció con la cinta original de Nevermind y la grabé. Me lo aprendí de memoria. Fue un grupo y un disco que ha calado en una generación. Para mí lo más especial es el sonido tan cañero y con mucha energía. Yo ya estaba picado con la música, pero veía a Slash y pensaba que tocar así tenía que ser muy difícil. Sin embargo, la forma de tocar de Kurt Cobain era más accesible. Yo no haría música si no fuese por Nirvana”.

Jaime García Soriano, de Sexy Sadie: “Cuando vi el vídeo de Smells like teen spirit, pensé: ‘Joder, estos suenan como los Pixies pero con mejor imagen”.
“Vi por primera vez el vídeo de Smells like teen spirit y me enfadé. Pensé: ‘Joder, estos suenan como los Pixies pero con mejor imagen. ¿Por qué Pixies no salen en la tele? ¿Será por la imagen?’. Al poco tiempo compré Nevermind y me convencieron. Hasta me compré su primer disco, Bleach, en vinilo. Nevermindtiene canciones maravillosas, que si las llevas al formato acústico funcionan como grandes temas. Me encantaba esa combinación perfecta entre la agresividad punk y la dulzura pop de sus melodías”.

Javiera Mena: “Escuché el disco por primera vez en casa de mis abuelos”.
“El primer disco que escuche de Nirvana fue el Unplugged; y después, Nevermind. Lo escuché por primera vez en la casa de mis abuelos, donde yo vivía. Fue toda una experiencia, inolvidable. Me encantaban las canciones, la tensión que encerraban, la forma de usar las guitarras, la voz de Kurt. Me gustaba quedarme los diez minutos posteriores a Something in the way esperando en silencio la canción oculta que tenía el disco. Las composiciones eran perfectas y los símbolos que tenían llevaban a una oscuridad que en mi caso nunca había explorado”.

 

Anuncios

Versiones aún más sucias de ‘Smells like teen spirit’ o el último concierto de Nirvana antes de la explosión mediática. Estos son algunos de los tesoros que esconde esta esperada caja. Lo explica Krist Novoselic, quien fuera bajista y cofundador de Nirvana. Por Simon Vozick-Levinson

Cómo se preparó la lujosa reedición de ‘Nevermind’Así será la reedición de lujo de ‘Nevermind’, de Nirvana. A la venta el próximo 27 de septiembre.

Una tarde de abril de 1990, Kurt Cobain, Krist Novoselic y el batería Chad Channing llegaron a los estudios Smart del productor Butch Vig en Madison (Wisconsin) después de recorrer más de tres mil kilómetros desde Seattle, sin parar. “Aparecieron en una furgoneta. Debían de llevar tres o cuatro días sin ducharse”, cuenta Vig.

Las canciones que Nirvana empezó a grabar ese día se convertirían en Nevermind, el álbum que desencadenó la explosión del rock alternativo de los noventaOcho de esas maquetas, incluyendo las de In bloom y Lithium, están entre los temas inéditos de la reedición del disco por su 20º aniversario, que saldrá a la venta el próximo 27 de septiembre. La caja ha sido preparada por Novoselic, Dave Grohl, Vig, los mánagers de Nirvana y representantes del patrimonio de Cobain. Junto a la versión remasterizada (sonido mejorado) de Nevermind, se incluyen unos tremendos extras: caras B, mezclas alternativas y un concierto.

“Dormíamos en un motel e íbamos a trabajar al estudio cada día”, recuerda Novoselic, bajista de Nirvana. Las sesiones fueron fructíferas, pero hubo dificultades. “Kurt era encantador e ingenioso, pero sufría unos cambios de humor muy repentinos. No sabía cómo tratar con él”, dice Vig.  Aunque se gastaron el dinero para el estudio en cinco días, lo que habían grabado era lo suficientemente potente como para conseguir un importante contrato discográfico unos meses más tarde.

En la primavera de 1991, Nirvana (ya con Grohl en la batería) se reunieron y grabaron otras cuantas maquetas. “Kurt estaba tan motivado que siempre tenía alguna idea que probaríamos durante horas”, explica Novoselic. Registraron esos ensayos en un radiocasete y esas cintas (con fascinantes versiones de Come as you are y Smells like teen spirit) son otra de las maravillas de la caja. “Suenan muy sucias, es el material más interesante para los fans más acérrimos”, asegura Vig.

En mayo, Nirvana se reunió con Vig en Los Ángeles y comenzaron a grabar las versiones que aparecieron en Nevermind. “Trabajábamos de 11 de la mañana a 9 de la noche “, cuenta Novoselic. Aunque Vig recuerda un horario más relajado:“Se pasaban la noche tomando drogas e iban a la playa.  Al día siguiente, aparecían sobre las 3 o las 4 de la tarde. Disfrutaban de un momento de libertad, sabían que estaban haciendo un gran disco”. Pero en los días previos al lanzamiento (24 de septiembre de 1991), Nirvana se embarcó en una loca gira europea. De vuelta a casa, en el Paramount Theatre de Seattle, dieron un legendario concierto de Halloween que se podrá escuchar por primera vez en la reedición de lujo. “Marcó el fin de la inocencia. Luego todo fue demasiado rápido, y fue difícil de encajar”, reconoce Novoselic.

Hace un año, cuando la reedición empezaba a tomar forma, Novoselic viajó a Los Ángeles para tocar en uno de los temas de Wasting light, el último disco de Foo Fighters. Terminada la sesión, Grohl, Novoselic y Vig se quedaron recordando viejos tiempos. “Fue una noche especial”, asegura Vig. “Puede ser algo emotivo, son muchos recuerdos. Pero si piensas en la música, eso es lo que mantuvo unido a Nirvana. Nos gustaba tocar juntos. Eso era lo importante, y lo que perdura”, añade Novoselic.

La versión de lujo de la reedición de Nevermind contiene 4 cedés con 70 canciones (35 inéditas), un LP, el dvd del concierto en el Paramount Theatre de Seattle, un libro de 90 páginas y un póster.

Dejamos un vídeo que muestra algunas imágenes de aquél mítico concierto de Nirvana en el Paramount Theatre de Seattle, en 1991.

 

Este otro vídeo, con imágenes de aquella misma noche, es un avance de lo que nos espera con la reedición deNevermind:

 

La red social quitó la carátula de este disco del perfil oficial de Nirvana. El motivo aludido, entre otros, fue que no se permiten fotos de desnudos. Pero pocas horas después volvió a estar visible. “Ocasionalmente cometemos errores”, responde la millonaria empresa.Facebook retira la portada de ‘Nevermind’ y luego se retracta

Nirvana la lía en Facebook, 17 años después de su desaparición.

“Facebook no permite fotos que ataquen a un individuo o grupo, o que contengan nudismo, uso de drogas, violencia u otro tipo de violaciones a sus condiciones de uso”. Ésta fue la norma a la que se agarraron los trabajadores de Facebook para retirar, el pasado martes, del perfil oficial de Nirvana en esta red social la portada de su célebre disco Nevermind. Recordemos que en su carátula aparece un bebé desnudo tratando de coger un billete de dólar. El 20 aniversario de este clásico del grunge fue el motivo por el que los administradores colgaron esta imagen.

Pero la prohibición sólo duró horas: ayer miércoles volvía a verse en esta página el torso al descubierto del renacuajo Spencer Elden (“Unos pocos en todo el mundo han visto mi pene”, dice ahora éste, un jovenzuelo con cara de pillo). Parece que los responsables en Facebook se lo pensaron dos veces. Ésta es la respuesta que han dado a allfacebook.com (web no oficial dedicada a esta red social): “La foto en cuestión no viola ninguna de nuestras políticas. Nuestro equipo revisa miles de contenidos publicados cada día y ocasionalmente cometemos errores. Cuando uno de estos nos es notificado y está en nuestra manos, tratamos de corregirlo rápido y pedimos disculpas a la persona o personas implicadas”. Facebook no ha emitido de momento ningún comunicado oficial sobre este error.

Nevermind, de Nirvana, vuelve a ser actualidad por sus dos décadas de vida. El 26 de septiembre se publican dos nuevas ediciones de este clásico, Deluxe y SuperDeluxe, con abundante material inédito (sesiones de estudio, temas en directo…).

Pasado mañana, 6 de julio, Foo Fighters recalan en el Palacio de Deportes de Madrid. Hablamos con el líder de los rockeros, después de un concierto en Milán, sobre su gira y el 20º aniversario de ‘Nevermind’. Por Simon Vozick-Levinson

Dave Grohl, de Foo Fighters: 'Ya no damos malos conciertos'

Grohl, ensayando para el concierto de Madrid. Foto: Chona kasinger para Rollingstone.com

Dave Grohl (42 años) sigue ronco después de su concierto de anoche en Milán. “Así suena mi voz cuando llamo al servicio de habitaciones”, dice el líder de Foo Fighters con un genial gruñido. “Y esto es consecuencia deberrear durante sólo tres horas en una noche“, añade. Sus cuerdas vocales se van a resentir mucho más este año, porque los Foo tienen una larga gira por delante que pasará por Europa y Estados Unidos durante el verano y el otoño. A España, concretamente a Madrid, llegan el 6 de julio, con su esperadísimo concierto en el Palacio de Deportes. “Francamente, somos mucho mejores en directo que antes. He visto tantas veces la actuación de Queen en el Live Aid que parece que por fin se me está pegando algo”, comenta Grohl.

 

¿Estáis cambiando mucho el repertorio de una noche a otra?
Cada noche es diferente. Se trata de leer al público. Creo que es importante que entiendan que esto no es un musical de Broadway, ni un videojuego. Es algo humano y real. Algunas noches son las mejores del mundo, otras son increíbles y otras están bien. La verdad es que ya no damos malos conciertos.

Sois conocidos por hacer versiones en vuestros conciertos. ¿Habéis hecho alguna recientemente?
Tenemos una lista de unas 75 versiones, por si alguna vez queremos hacer el vago delante de setenta mil personas. Nos vino muy bien en el festival Hangout de Alabama el pasado mes de mayo. Se suponía que Cee Lo tenía que actuar a las tres y media de la tarde, pero aún no había aparecido. Así que nos subimos ahí y tocamosSchool’s out de Alice Cooper, Tie your mother down de Queen y Breakdown de Tom Petty. Empezamos a tocarDarling Nikki de Prince y ahí fue cuando apareció Cee Lo y empezó a cantar con nosotros. Fue una tarde perfecta.

Krist Novoselic (bajista de Nirvana) tocó en un tema de vuestro último disco, Wasting light. ¿Hay alguna posibilidad de que se una a vosotros alguna noche?
Siempre está dispuesto si está cerca y disponible. Pero Krist está en la Universidad de Derecho y es muy duro. Ya no es tan libre como el viento, como cuando era un rockero.

Hablando de Nirvana, en septiembre se cumplirán veinte años del lanzamiento de Nevermind (1991). ¿Tienes algo planeado para celebrarlo?
¿Sabes? Tiene gracia, porque parece un aniversario de boda. Es algo sobre lo que alguien te avisa con una semana de antelación y tú te agobias y vas a comprar unas flores. Pero no me extrañaría si ocurre algo muy especial, tenemos algún as guardado en la manda. La verdad es que aún no puedo decir nada. Pero ya lo veréis. Será divertido.

 

Foo Fighters actuarán en el Palacio de Deportes de Madrid el próximo miércoles 6 de julio y contarán con dos teloneros: los españoles Dinero y los americanos The Gaslight Anthem.

En el número de julio (141) de ROLLING STONE, entrevistamos a Dave Grohl.

Para celebrar el 20 aniversario de uno de los grandes discos de la historia del rock, se publica una edición ‘deluxe’ con canciones inéditas, rarezas, extrañas versiones en vivo… Por ‘Rolling Stone’


El 24 de septiembre de 1991 se publicó Nevermind. Sus autores, tres chavales criados en la sucias calles de Seattle, no tenían ni idea de lo que se les venía encima. Unos meses después, el disco empezó a despachar miles de ejemplares. Hoy, Nevermind está considerado como el mejor álbum de los noventa y uno de los más grandes de la historia del rock. Este año se cumple su 20 cumpleaños. Y la discográfica de Nirvana prepara algo muy especial.

Será una edición deluxe con una avalancha de canciones. Además del albúm original (que contiene el clasicazoSmells like teen spirit), se incluye material extra hasta completar nada menos que cinco discos. Temas inéditos, rarezas, tomas alternativas, actuaciones en directo grabadas en la BBC… Además, un dvd de un concierto en directo de la época nunca antes visto. Una gran fiesta para el aficionado. La caja se publica el 20 de septiembre.

Desde ROLLING STONE nos hemos puesto en contacto con Dave Grohl, batería en aquella época de Nirvana y actual líder de Foo Fighters. El bueno de Grohl no está muy al tanto de la edición. “Honestamente, no tengo ni idea de qué material se incluirá. No me han consultado. Me he sentido otra vez el batería, el último en enterarse. Va a ser como un aniversario de boda. Algo que te recuerdan la semana antes, te entra el pánico y vas corriendo a comprar unas flores”, explica Grohl.

Dejamos una versión de Smells like teen spirit, grabada en un programa de televisión en 1991 y donde el grupo se come el solo de guitarra. Atención al público, un poco payasete, la verdad: