Posts etiquetados ‘aerosmith’

Estos son las declaraciones más llamativas de la biografía que el cantante acaba de publicar, ‘Does the noise in my head bother you?’. Por ‘Rolling Stone’

Sexo salvaje y muchas drogas. Extractos de la biografía de Steven Tyler (Aerosmith)
Steven Tyler a lo Lola Flores.

Steven Tyler (63 años), como Belén Esteban, tiene una opinión sobre casi todo. Y así lo confirma su biografía, Does the noise in my head bother you? [¿Te molesta el ruido de mi cabeza?], que salió publicada (de momento en inglés) el pasado 11 de mayo. Pero quizá, además de sus teorías sobre el cosmos o la evolución, lo que más sorprende es loprecisas, crudas y salvajes que son sus declaraciones sobre sus encuentros sexuales con groupies y sus distintas adicciones. Recogemos algunos extractos del libro en los que el cantante de Aerosmith manifiesta su particular visión de la vida.

– Sobre el cosmos: “Dios está en los espacios que hay entre la sinapsis [es la una unión intercelular de las neuronas]. Vibrando, pululando, pulsando. Eso es la eternidad, nena”.

– Sobre su hogar: “No puedo volver a casa. Regreso y no es lo mismo. Es una locura. Da vértigo. Es como si fueras a hacer una visita a tu madre, entraras en la cocina y hubiera una cara diferente”.

– Sobre la teoría de la evolución: “Mi historia familiar, si nos remontamos 200 años atrás, viene del apellido Tallarico, que procede de Calabria (Italia). ¿Y antes de eso? Mis antepasados eran albaneses, egipcios y… etíopes. Seamos sinceros: todos procedemos de África. El ser humano no pudo nacer en un clima frío”.

steventyleraerosmith08pa190511_368

– Sobre Janis Joplin: “Todo el mundo piensa que Mick [Jagger] es mi héroe, pero lo confieso: es Janis. Los pañuelos en el micrófono, su aullido… Rezumo amor hacia Janis por todos los poros de mi piel. Ella todavía consigue hacerme llorar”.

– Sobre Joe Perry, su compañero de banda: “Somos gemelos polares. Totalmente opuestos. Joe es frío, yo soy caliente como un rayo furioso de azufre. JOE ES ASQUEROSO… Y YO SOY UN GILIPOLLAS. Él es el vaquero con sombrero de ala ancha. Pero maldita sea, ¿es que siempre va a ganar él? ¿Siempre voy a ser yo el pringado?”.

steventyleraerosmith09pa190511_552

– Sobre las groupies y la higiene: “Practico mucho el sexo oral y me gusta la limpieza. Pero en el pasado estoy seguro de que tuve gonorrea, aunque eso con una inyección de penicilina se arregla y listo. Las enfermedades de transmisión sexual eran una moneda habitual de cambio en esa época. ¿Qué cómo lo evitábamos? ¿Envolviéndola en papel film? Va, si te lavas bien no hay problema”.

– Sobre la fama: “La fama es una zorra. Seguramente ya has escuchado esto alguna vez porque es la pura verdad. Es como un caballo sin jinete, es como un perro de dos cabezas oliendo su propio culo, como un gato de un solo ojo mirando de reojo un almacén de pescado. Y además, es el mayor generador de fricción creativa que existe”.

– Sobre las groupies (otra vez): Una dijo: “Hola chicos, somos el Pequeño Club Oral de Annie”. Adelante, dije yo. Después ella siguió: “Nos hemos enseñado las unas a las otras cómo hacer una gran mamada. Así que cuando lo hacemos con estrellas de rock… somos capaces de chupar como nadie lo ha hecho jamás”. Creo que ahora puedo hablar en nombre de todos los machos de la especie: juro que en ese momento me habría cambiado de religión”.

– Y más groupies: “La chica que estaba sentada a mi lado era una cachonda, por no mencionar que era ambidiestra. Se podía doblar hacia atrás y además tenía la cabeza plana, así podía apoyar mi cerveza”.

6386001retna190511_504

– Sobre las drogas: “Aerosmith era drogas, drogas, drogas y más drogas. ¿Puedes caer más bajo? Sí. ¿Las drogas nos empujaron hacia abajo? Bueno, estamos allí todavía. Pero así es la vida. Lo que realmente nos hace sentir bien a todos los humanos es sujetar un bebé de conejo, que te regalen un cachorro por Navidad… Eso es lo que todos las personas queremos”.

– Sobre el género: “Nunca he dicho que yo sea más femenino que masculino. Lo que yo soy es mitad y mitad. ¿Qué hay mejor que ser la más fuerte de las especies? Quiero decir: las mujeres son seres superiores, ¿o no? Los hombres traen la comida a casa, pero ellas pueden tener hijos y darles de comer de su pecho”.

– Sobre… (sí, lo has adivinado) las groupies: “La primera vez que estuve con una chica con un piercing [pendiente] gigante en su labio estaba enganchada a otra chica con otro piercing en el clítoris. Yo le dije: “¿Cómo vas a sentir mi boca?”. La pregunta era en parte retórica. “Oh. La sentiré”, sonrío ella. Entonces las chicas se subieron a la mesa de billar y comenzamos a follar. Gracias a ellas las troneras [agujeros de las mesas de billar] tienen un nuevo significado para mí”.

steventyleraerosmith17pa190511_552_01

– Sobre consumir drogas en el escenario: “Joe tenía dosis de cocaína preparadas detrás del escenario y cuando las luces se apagaban iba corriendo hacia allí. Kelly [nuestra asistente] le ponía la pajita en la nariz y él se hacía una raya. Los atracones de coca eran tan descarados que acabamos escondiendo las rayas en los amplificadores de la parte izquierda del escenario”.

– Sobre el ego: “El cantante principal es como la gallina de los huevos de oro, la vaca lechera, y en ocasiones al resto del grupo le resulta difícil manejarlo. Saben que no tienen nada que hacer sin su líder, y que cada vez que alguien me apunta con el dedo, también les está apuntando a ellos directamente”.

– Sobre el principio del final de Aerosmith: “Estábamos ciegos de barbitúricos y heroína. Kelly [la asistente] solía enviar a los guardias de seguridad para despertarnos. Llamaban a la puerta y si no contestábamos la tiraban abajo. Nos montaban en las limusinas y al aeropuerto. Así es como conseguían que Joe y yo saliéramos de gira los días malos”.

steventyleraerosmith06pa190511_552

– Sobre los últimos días de la banda: “Estaba muy borracho, pero recuerdo claramente que iba caminando por la caravana y gritándole a Joe: ‘¡Estás despedido!’. Éramos una pandilla, estábamos muy unidos. Pero yo me enfadé muchísimo. En realidad nunca he golpeado a Joe, pero ese día estuve muy cerca”.

– Sobre la adicción a medicamentos: ¿Has mirado en el botiquín de tus amigos últimamente? Aunque tu doctor te recete medicamentos, e intentes esconderlos, pronto todo el mundo se dará cuenta. Quizá no antes de los 40 o 50 años, pero te engancharás. Las pastillas para dormir pronto se volverán contra ti. ¿Empezaste tomando medio Valium para dormir y ahora te tomas seis?”.

 

Anuncios

Axl Rose dejó marcado al guitarrista Joe Perry, que en un texto en exclusiva para ‘Rolling Stone’ destaca la rebeldía sexy de los Guns. Es un capítulo más de ‘Los 100 inmortales del rock’, lista que vamos descubriendo poco a poco. Por ‘Rolling Stone’

Los 100 inmortales del rock: Guns N' Roses, por AerosmithIlustración de Guns N’ Roses por Anita Kunz.

 

GUNS N’ ROSES, escrito por Joe Perry (guitarrista de Aerosmith)

Guns N’ Roses resucitaron nuestro tipo de rock. Recuerdo que alguien me pasó una copia de Appetite for destruction y me dijo: “Tienes que escuchar a estos tíos. Van a ser los más grandes”. Por entonces triunfaban bandas como Bon Jovi y Whitesnake, pero Guns N’ Roses eran distintos. Habían excavado más profundamente en las raíces del rock. Al escucharles también oía algo de Aerosmith, lo que significaba que tenían mucho de otras bandas anteriores a nosotros.

Nos telonearon en 1988 y me impresionó su gran personalidad incluso cuando no estaban tocando. Axl sabía cómo ganarse al público. Creo que, cuando salía al escenario, transmitía la sensación de que acababan de dejarle salir de una jaula. Buena parte de su atractivo en vivo era imaginarse qué era lo que iba a hacer a continuación.

En aquel momento se dijo que su música era metal, pero la verdad es que no lo era. El metal no es sexy, y el rock sí. Temas como Paradise city y Welcome to the jungle tenían la simplicidad justa: los estribillos llegaban justo cuando los esperabas. Slash tocaba lo que le iba bien a la canción, en lugar de convertirla en una excusa para exhibir sus habilidades con la guitarra. La música de Guns N’ Roses no era tan recargada como la de otras bandas de la época: todo su material está grabado con muchísimo gusto. Por ejemplo, las líneas de bajo de Duff McKagan eran muy simples, pero le daban al sonido del grupo una fuerza abrumadora.

Guns N’ Roses siguen siendo un ejemplo de cómo un grupo puede hacer avanzar al rock. A veces piensas que ya está todo hecho, pero los Guns demostraron que no era verdad y que siempre hay una forma nueva de combinar esos tres acordes de forma que suenen nuevos, frescos y rebeldes.

 

Puedes ver más sobre la lista ‘Los 100 inmortales del rock’ aquí.